Home / Variedades / Corea del Norte presume de su ‘vacuna’ contra el sida y el MERS
Corea del Norte presume de su ‘vacuna’ contra el sida y el MERS

Corea del Norte presume de su ‘vacuna’ contra el sida y el MERS

Desarrollada a partir de ginseng cultivado con fertilizante mezclado con elementos ‘raros’

Las jefaturas norcoreanas han consagrado un paso cualitativo en sus habituales reivindicaciones de hitos históricos, atribuyéndose esta vez la invención de una “vacuna” para afecciones como el Síndrome Respiratorio de Oriente Próximo (Mers) que se está expandiendo por todo Asia, el Sars, el ébola o el sida.

En una conferencia difundida por la Agencia Central Coreana de Noticias (Kcna), el profesor Choe Chang Sik, responsable del Instituto de Administración de Salud Pública, presumía de la vacuna Kumdang-2, un inmunoactivador desarrollado por la compañía farmacéutica norcoreana Pukang. “El Mers, el Sars, el ébola y otras infecciones provocadas por microbio dañinos están directamente relacionadas con la inmunidad. Y son curables con la jeringuilla Kumdang-2, un fuerte inmunoactivo originado en la República Democrática de Corea del Norte”, decía el especialista citado por Kcna.

ertilizante mezclado con medios geológicos “deformes” y “micro-cantidades de oro y platino”. El gerente de la dependencia Pukang, Jon Sung Hun, afirmó por su parte que “abundantes recursos de prensa han reconocido que esa jeringuilla contribuye a enfocar y precaver afecciones como la hepatitis epidémica, el Sars, la gripe aviar y el Sida. Entre las personas que viajaron a zonas apestadas y que habían aceptado esa vacuna, no surgieron casos de contagios. Eso demuestra las posibilidades que ofrece la jeringa a la disposición del Mers”.

“Expertos epidemiólogos de multiples estados aconsejan a todos usar esta jeringa para la prevención, y recomiendan usarla antiguamente de asignar otros medicamentos ante la manifestación de señales de resfriado”, podía leerse en la circunstancia de prensa emitida por la sucursal gubernamental. Dadas las extremas salvedades que impone el régimen norcoreano para que sus moradores puedan salir al exterior, resulta complicado saber cuántas personas vacunadas pusieron a prueba la invención norcoreana viajando verdaderamente a regiones afectadas por contagios. El fuerte confinamiento del régimen comunista igualmente genera vacilaciones naturales sobre un eventual concepto del medicamento entre adiestrados de otros países.

Guerra de propaganda

El aviso de la dependencia norcoreana parece inscribirse en su particular pelea de publicidad con Corea del Sur, adonde un fuerte brote de Mers, un coronavirus surgido en Oriente Próximo, se ha cobrado inmediatamente 24 vidas y ha adulterado a 165 habitantes. La llegada de la afección tomó por conmoción a las potestades de Seúl, que han sido inculpadas de mandar con estupidez la crisis de sanidad aumentando con su secretismo el potencial número de contagios.

El coronavirus, con los mismos señales de un gripe común, no tiene cura o tratamiento conocido y eso ha germinado enorme señal en su vecino del norte, especialmente susceptible al temor a las afluencias a enjuiciar por su comportamiento durante la crisis del ébola, cuando cerró textualmente las fronteras del territorio para todo exterior luego no proviniese de África.

En esta ocasión, pero, no ha habido cuarentenas ni señales masivas. Puede que sea por la privanza de las regencias en Kumdang-2, que en coreano se traduce como azúcar dorado, y cuyo manual de información está basado, según su página web, “en el grafologías intensivo de las opiniones de millones de pacientes, acogidas desde mayo de 1989, así como de rastreos clínicos presentados por cientos de hospitales, agrupaciones médicas, institutos y centros epidemiológicos de Corea y de 30 estados diferentes”.

La vacuna viene presentada en ampollas de cristal con inscripciones doradas, según se puede apreciar en su web, y ha sido abonada en Cuba, Siria y Mongolia así como Uzbekistán y Filipinas, si correctamente la página web anuncia con engreimiento que otros países como China y Rusia están estudiando su adquisición.

 La dosis recomendada es de “una o dos ampollas el primer día para posteriormente incrementar progresivamente la dosis”. Advierte que tras ambos primeros vencimientos de tratamiento, la colectividad de los pacientes “se siente más fuertes, frescos y eficaces” si correctamente una minoría de los pacientes (“menos del 0,001%”) sentirán dolor o punzadas en las regiones enfermas, experimentando jadeo o amenaza cardiaca.

“Esos señales han sido encontrados especialmente entre niñas y ancianos Débiles.no son efectos secundarios sino avisos de la curación. Por tanto, no debe preocuparse por ello”. Según la página web, vacante en inglés y ruso con la consigna “todo el universo tiene derecho a estar sano”, la medicina nada más está vacante en Corea del Norte y en Rusia.

Fuente: ElMundo,es

Realiza tu Comentario

Comment

Acerca de Madeline Baria

Comosedio

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top